Unete

Introduccion

La luz del atardecer baña mi suite del Heathman. Ha sido un día largo, pero productivo. Me cuesta apartar de mi mente la imagen de Anastasia emergiendo detrás del mostrador de la ferretería. Podría acostumbrarme a ser mirado desde abajo por ella. Ya lo hizo la primera vez que nos vimos, en mi oficina en Seattle.

- ¿Qué quiere que haga con esto, señor Grey? –me pregunta Taylor indicándome la bolsa de Clayton.

- Déjala aquí, gracias, Taylor. Menos el mono de trabajo. Ese tíralo.

Taylor asiente diligente y se marcha. Echo un vistazo al contenido de la bolsa, las bridas, la cinta adhesiva, la cuerda… El mono azul fue claramente una concesión, quería que Anastasia se sintiera útil, pero qué ingenua. ¿De verdad se habrá creído que para lo que tengo en mente lo necesito? Me bastan mis jeans gastados. Acaricio la cuerda y pienso en ella, en cómo la fibra natural se ajustaría a sus muñecas, en los surcos rojizos que dejaría sobre su piel.

66 Miembros
Participar!